viernes, 17 de diciembre de 2010

La historia de Ghislaine

En una madrugada de lluvia, se despertó en la noche sin haber conciliado ningún sueño.. pero si habiendo vislumbrado alguna imagen perturbadora. Salió del cuarto entre oscilaciones de mareo y miró el cielo desde su balcón mientras las gotas resbalaban junto a sus lágrimas. Refrescarse y respirar profundo no resulto efectivo para su estado y sin cesar busco la última de sus soluciones, la pluma de tinta negra, como su espíritu, y el papel donde escribía todas sus emociones.

Comenzó sin pensar... solo escribía lo que su corazón le transmitia y por suerte para todos, los que consigan verse reflejados con esta mujer junto a esta historia, podemos leer lo que aquella noche del 08 de noviembre de 1949 nuestra amada escritora pintó con su pluma hasta el final de su tragedia:Se que lo mejor para mi es terminar con ella, pero no puedo. La razón me dice que así jamás dormiré en paz, pero mi corazón no me deja llevarlo a cabo, quizás por dolor o por remordimientos llegado el momento. Resulta pesado cada noche despertarme con esas imagenes es mis sueños y tener que repetirlo una y otra vez. Nada tiene ya excusa, no recibiré la importancia que merezco, será siempre irrelevante mi estado y eternamente me afectara la indiferencia. Mi lugar debe ser otro donde no me sienta abandona y donde tomen valor mis sentimientos.

Alejada de burlas y ataques por mi ser,.. tranquila y calmada para mi salud y sin necesidad de ser quien no soy o guardarme tras escudos, a veces penetrables por infames galanes narcisistas. Sera una utopía caminar siendo mi propia luz de inocencia y sin volver a soltar lágrimas de sangre para el gusto de esos demonios hipócritas. Incluso a veces tengo la sensación de que se alegrarían con mi marcha y que en su transcurso seguirían con esas sonrisas irónicas de maldad y me atormenta imaginarme que pensarían mientras tanto, quizás entonces saldrían en mi busca el caballero gris y toda su tropa pero ni así tendría solución.

Ya amanece y no concilie el sueño... es fúnebre la salida del sol ya que parece que el tiempo acompaña a mis emociones. Aun así, parece que lucha por sacar esas cosas buenas, esa luz que ilumina el horizonte eliminando el daño y diciendo que todo volverá a ser alegre pero, dudo que alguien lo vea como yo lo hago.

Necesito algo más, necesito una muestra para no llevarme a mi propio destino... para salir de ese camino, algo que demuestre que mereció la pena venir y que debo quedarme y esperar a que todo cambie. Quiero seguir aferrada a ella pero sin lágrimas.

Madamme Ghislaine

Trágico pero cierto que el final se espera a leerlo, pero es ahora cuando llega a nuestras manos después de esperar años para leer y entender todo lo que la rodeó.