domingo, 22 de agosto de 2010

Susurros de una niña !!

Le habían vuelto a romper las ilusiones que le hicieran volar; fue entonces cuando se volvió a dar cuenta de que nada iba a cambiar, por lo menos hasta que las cosas tomaran otro rumbo, y se cayó de golpe a la tierra.

Se había dejado llevar por la luna e hipnotizar por las estrellas que acariciaban su espalda, pensó en hacerlo y realmente hubiera sido mejor que se escapara por aquella ventana en busca del mar... pero ella estaba deseando estar con él y prefirió quedarse en aquella habitación cálida junto a sus labios, su cuerpo moreno y aquellos dulces ojos negros. Siguió el ritmo de la música, moviéndose a su compás hasta su cintura, rozó su piel con la de él... cerró los ojos y como un imán sus labios se juntaron. Al final acabó perdida a su lado entre la oscuridad, y se dejó llevar sin pensar.

Pero a todo esto le llegó su fin, no podía seguir pasando, no quería beber más de sus besos, no quería nada de él, le quemaban las caricias... la volvían loca, perdía el control y no debía ser así, estaba prohibido para su corazón.

Ya no podía más estaba cansada de equivocarse, ya no quería volver a perderse en sus brazos, no podía permitirse caer en su piel a cada instante, debía alejarse de él, debía olvidar el sabor de su boca y que le había tenido más de una vez. No podría volver a pasar o acabaría herida de nuevo y sin remedio.

Después de meditarlo mucho, ella me dijo: "Lo remediaré... lo juro, se acabó miraré en otra dirección... olvidaré que por un tiempo durmió en mi habitación"

Y entonces sucedió, todo cambió, ella lo olvidó. Olvidó los besos, las caricias. Y no volvió a recordar lo que para ella siempre estará escrito en su corazón y cuello << Te quiero ------->>.

martes, 17 de agosto de 2010

Melodías.., sobre las tejas !!

¿¿¿Qué es la música???, Una eterna sensación.. Un sonido en tus recuerdos.. Un baile con el aire, endorfinas para hacer correr la sangre por tus venas, es el sudor que recorre toda tu piel.. Son las taquicardias que te llevan a sentir el ritmo de ella a través de las diástoles y las sístoles de tu corazón. La música es sin duda una fuente de sentimientos y emociones, te produce una explosión de sabores en los labios, cosquilleos en las cuerdas vocales, y llega a da lugar a la liberación de la rabia más oculta.

La música hace que te dejes llevar por los instintos más básicos de comportamiento, te hace dejarte llevar por los sonidos bloqueando el control de tu pensamiento racional. Ella puede llegar a hacer que te derritas con solo entrar en tu mente... puede provocar hormigueos, palpitaciones, ilusiones, sueños sin dormir incluso orgasmos sin sexo.

Ella es tu musa, tus notas perfectas,te distes cuenta y el destino te la llevo a ti... a tus oídos, a tus manos y transpasó tu piel, mostrandote su belleza, su dulcura, su fuerza y su valentia, pero en tu camino no se paró... fluyó, voló... Puede que vuelva.. puede que la inspiración te la muestré mejorada. La música olvidó lo superficial, se quedó con lo que esta debajo de la chupa de cuero, buscó bajo la piel, bajo el hierro y encontró puas de cosas en común contigo por eso siempre estarán unidos y oculta en tus recuerdos por secretos que compartirán. Tarde o temprano volverá con nuevas sensaciones para mostrarte y protejerte con sus pentagramas.

Por ahora el destino no te ha dejado poseerla... pero si luchas la tendrás, la dominarás y tu músico serás quizás.

Por simpre RockStar !!!

Y el sol se va... junto a su manto cálido !!

Ni tres, ni cuatro, ni cinco, ni seis... Solo dos, dos para no caer en la incoherencia, dos para ser racional y no acabar en decandencia.

El número perfecto, los dos patitos le suelen decir... la cantidad justa de hormonas, la felicidad entre extraños, entre dos nunca hay espacio para olvidarse, no hay soledad aunque sientas la distancia.



Los pingüinos no saben vivir solos, necesitan una pareja para vivir, un compañero de viajes, alguien a quien seguir, alguien que les de apoyo... Dicen que si el compañero se muere y no encuntran rápido otra pareja incluso se pueden llegar a morir de pena. Puede que sea verdad, pero resulta dulce y a la vez amargo.

Ni tres, ni cuatro, ni cinco, ni seis... Tres guitarristas sobran en un grupo, dos el es número perfecto de melodías. La música le da el sentido a todo...!!!

Las palabras sin control dicen mucho para los que las entiendan.