sábado, 2 de mayo de 2015

El sol del verano!

Y después de tantos años todavía viven los recuerdos en mi; algunos tanto me hacen humedecer los ojos como esbozar sonrisas, ellos perduran para recordarme que aunque hayan pasado los minutos y los años, todavía soy la misma joven que soñaba y anhelaba ser la niña presa de tu corazón.